Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 9, Número 2 / Manejo de la anemia por deficiencia de hierro

Manejo de la anemia por deficiencia de hierro

MANEJO DE LA ANEMIA POR DEFICIENCIA DE HIERRO

¿Se encuentra la anemia por deficiencia de hierro en su lista de diagnósticos diferenciales, para todos los pacientes con anemia microcítica inexplicable? Encuentre por qué debería ser así, cómo diagnosticar la causa de esta anemia y cómo tratar aquellos pacientes deficientes en hierro.



Heather L. Kvitko-White, DVM, DACVIM, Audrey K. Cook, BVM&S, MRCVS, DACVIM, DECVIM-CA (felinos)

En animales sanos, 98% del oxígeno es transportado mediante la hemoglobina, con el resto disuelto en la sangre. Los que permiten esta notable capacidad de transportar oxígeno son los cuatro átomos de hierro dentro de cada molécula de hemoglobina. Sin la hemoglobina adecuada, el aporte de oxígeno se compromete profundamente.1, 2

La anemia, definida de manera sencilla, como una disminución en la masa circulante de eritrocitos puede deberse a varios procesos distintos. Éstos pueden clasificarse de manera amplia de acuerdo con su etiología en: a) pérdida sanguínea, b) hemólisis o c) eritropoyesis ineficaz. La anemia por deficiencia de hierro (ADH) se encuentra entre dos de estas categorías, ya que es una causa clásica de eritropoyesis ineficaz, pero se debe por lo general a la pérdida crónica de sangre.

¿Entre pacientes?
Sinopsis del artículo
L
a deficiencia de hierro deberá considerarse como diagnóstico diferencial en todos los pacientes con anemia macrocítica inexplicable. La ADH puede confirmarse a través de las determinaciones de la capacidad de fijación de hierro y de la concentración sérica de hierro. En mascotas, la pérdida crónica de sangre es la causa más frecuente de ADH. Si el origen de la pérdida sanguínea no es aparente de inmediato, es necesario un enfoque diagnóstico para encontrarlo y luego tratarlo. Deberá administrarse suplementación de hierro oral o parenteral hasta que los depósitos de hierro se restablezcan.

PRESENTACIÓN CLÍNICA
Los signos clínicos de ADH se relacionan con menor cantidad de eritrocitos y disminución en la capacidad de transportar oxígeno. El comienzo puede ser insidioso, con letargia, fatiga e intolerancia al ejercicio progresivos. Al examen físico, las membranas se encontrarán pálidas de manera variable. Los pacientes pueden tener una frecuencia cardiaca en descanso alta y taquipnea, con un soplo cardiaco sistólico de bajo grado.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx