Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 13, Número 2 / Maternidad y medicina veterinaria

Maternidad y medicina veterinaria



La maternidad envuelve a nuestras carreras, pero no terminan aún si alguna de nosotras elige abandonar la profesión.

Dani McVety, DVM

“Ser una madre es exactamente lo que yo imaginé que sería”. Una amiga mía, que ha elegido no tener niños, dijo recientemente: “ser una madre, no es muy diferente a tener un perro”. Para ser justa, todas comprendemos este sentimiento como cuidadoras en el campo de veterinaria, pero tener un niño humano nos evoluciona fundamentalmente en maneras que casi ninguna de nosotras ha anticipado. Las prioridades varían desde ser una buena especialista en diagnóstico, hasta estar en casa para la comida; las aspiraciones de la carrera evolucionan desde poseer un consultorio hasta “hacer justo lo suficiente.” Y aun así, a través de este camino de ser madre, siento que como veterinarias no estamos cambiando solamente hacia ser madres, estamos convirtiéndonos en verdad en las cuidadoras que todas nosotras nos esforzamos por ser en primer lugar.

Sí, la maternidad cambió mi vida como veterinaria…
Antes de tener a mis propios niños, yo nunca me consideré a mí misma como una niña. Me sentía completamente inepta hablándole a humanos pequeños al inicio de mis veintes, tal vez debido a que desarrollé trabajos de niñera como adolescente, prefiriendo la compañía de los adultos o animales. El primer pañal que yo cambié fue el de mis propios hijos. De hecho, nosotros habíamos tenido nuestro primer niño a propósito durante la carrera de veterinaria, planeado entre semestres (de tal manera, que pudiéramos graduarnos y tener tiempo para hacer consultas antes de tener un segundo hijo).

Ahora mi hijo más grande tiene 10 años y comprendo cuánta de mi carrera ha sido delineada por él y su hermana (ahora de ocho años de edad). Y con un tercer niño en camino, mis decisiones giran constantemente alrededor de ser la mejor madre y esposa que pueda ser, lo cual incluye llevar una vida balanceada y dirigida por propósitos.

He hecho una carrera y tomado decisiones de negocios, que nunca me hubiera imaginado como una mujer más joven y ambiciosa, dando pláticas en eventos de pequeñas escuelas y llevando a cabo reuniones remotas desde mi carro en la escuela haciendo fila para recoger a mis hijos. Y todavía los comentarios más significativos que he escuchado, no son acerca de negocios, sino más bien acerca de ser una buena madre. Luego de muchas discusiones con otros padres, no soy la única que se ha encontrado a si misma dándole prioridad a los niños y a la familia, por encima de la carrera para la cual trabajé tan desesperadamente duro para lograr. 
  
…pero fue una evolución y crecimiento, no frustración y pérdida
Como doctoras dimos gran parte de nuestros años veintes al propósito de un grado veterinario. Estudiamos, hicimos pruebas, atendimos a pacientes y, finalmente, nos graduamos. Nosotras pensamos que sabemos lo que deseamos. Y para varias de nosotras, encontramos, nuestro mundo completamente repriorizado cuando nacen nuestros niños. Pensábamos que estábamos bien al ser una madre trabajadora, entonces enseguida nos lo replanteamos cuando le damos la mano de nuestro bebé a un cuidador. Muchas mujeres (y hombres) recortan sus horarios y cambian a trabajos menos demandantes con el fin de tener mas tiempo libre.

Para las veterinarias, esto sigue un camino particularmente interesante. En general, nosotras elegimos una carrera en medicina veterinaria, debido por lo menos a que, en cierto nivel, somos cuidadoras que no están intensamente motivadas financieramente. Para aquellas de nosotras que deseamos darles la bienvenida a los niños humanos en nuestro hogar, algo se enciende en nuestros cerebros.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx