Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 8, Número 3 / Técnicas de reparación de heridas Injertos por pellizco/sembrado

Técnicas de reparación de heridas Injertos por pellizco/sembrado

Destrezas de laboratorio



Cuando el tejido circundante no puede cubrir un defecto, tome en cuenta estos injertos para el cierre de heridas. Las cavidades creadas en la herida proporcionan un ambiente ideal para la curación de los injertos. Además, el procedimiento es sencillo y no se necesitan instrumentos especiales.

Steven F. Swaim, DVM, MS

Los injertos por pellizco/sembrado son un procedimiento sencillo que no requiere de instrumentación especial. Los injertos, piezas circulares de piel de 4 a 6 mm de diámetro, se colocan en agujeros cortados en una cama de herida con tejido de granulación. Los injertos por pellizco/sembrado pueden utilizarse para reparar heridas en donde no pueden emplearse colgajos locales u otros métodos para movilizar tejido local hacia el defecto, con la finalidad de cerrar la herida.

El vendaje y la inmovilización son requerimientos importantes para que los injertos de piel sanen. Ya que los injertos por pellizco/sembrado se colocan en agujeros, estos injertos se prestan bien para utilizarse en heridas ubicadas en zonas difíciles de vendar o inmovilizar, ya que los agujeros sirven como vendaje biológico (Figuras 1A-1C).

TRATAMIENTO PREOPERATORIO DE LA HERIDA
EL injerto por pellizco/sembrado es un proceso de injerto tardío, el cual requiere que la herida se trate como herida abierta hasta que exista una cama de tejido de granulación sano. Por lo general se requieren de 1 a 14 días de manejo como herida abierta. En el periodo anterior al injerto, hay que debridar y lavar a diario la herida, ya sea con solución salina fisiológica, o mediante una dilución 1:40 de diacetato o gluconato de clorhexidina a 2% en agua estéril. Es importante que es emplee una solución de clorhexidina y que no se frote. Retire el tejido no viable, el cual es blanco, oscuro o desprendido y no tiene suministro sanguíneo. Deje in situ el tejido con viabilidad cuestionable y evalúe de nuevo al otro día.

No siempre están indicadas las medicaciones antibacterianas, pero en caso necesario aplique antibacterianos tópicos a la herida, como la sulfadiazina de plata o nitrofurazona. A pesar de que ciertas medicaciones tópicas pueden tener un efecto negativo en determinadas etapas de curación de la herida (por ejemplo, el efecto adverso de la nitrofurazona en la epitelialización), la preocupación principal en este momento es controlar la infección, puesto que la infección activa dificultará la supervivencia de los injertos. Para el tratamiento de heridas infectadas, además de los antibióticos tópicos, en ciertos casos también pueden estar indicados los antibióticos sistémicos.
 
Asimismo pueden aplicarse estimulantes de la curación de heridas de manera tópica. Tales estimulantes promueven la curación, incluyendo la aparición temprana de tejido de granulación. Los estimulantes de curación de heridas que promueven la formación de tejido de granulación un gel que contiene un polisacárido D-glucosa maltodextrina NF y un complejo de tripéptido de cobre.

Trate la herida hasta que en toda la herida se haya desarrollado una cama de tejido de granulación. El epitelio que comienza a crecer desde los bordes de la herida es una indicación de que la herida es bastante sana como para los injertos por pellizco/sembrado. Pero recuerde que el epitelio puede comenzar a crecer sobre el tejido de granulación en el borde de la herida, antes que el entro de la herida se cubra por tejido de granulación, así que asegúrese de que toda la superficie de la herida esté cubierta por tejido de granulación (estas fotos del procedimiento del artículo son de un canino, así que no hay cama de granulación. Sin embargo, el tejido muscular de la extremidad anterior respondió de manera similar al tejido de granulación durante el procedimiento).

 

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx