Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 7, Número 5 / PARTE DOS DE UNA SERIE DE DOS ACERCA DE ESTAFILOCOCOS RESISTENTES A METICILINA Manejo de infecciones dermatológicas por MRSA, MRSP y MRSS en mascotas

PARTE DOS DE UNA SERIE DE DOS ACERCA DE ESTAFILOCOCOS RESISTENTES A METICILINA Manejo de infecciones dermatológicas por MRSA, MRSP y MRSS en mascotas

RESISTENCIA A METICILINA Artículo arbitrado

¿Alguna de estas infecciones resistentes ha invadido alguno de sus pacientes? ¿Qué deberá hacer ahora para eliminar la infección? Entérese…

Kimberly S. Coyner, DVM, DACVD

En la parte uno de esta serie ("La emergencia y prevalencia de MRSA, MRSP y MRSS en mascotas y personas) vimos cómo las cepas de Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés), Staphylococcus pseudintermedius resistente a meticilina (MRSP, por sus siglas en inglés), y Staphylococcus schleiferi resistente a meticilina (MRSS, por sus siglas en inglés), se han convertido en un problema creciente y los factores de riesgo para infectarse con cepas estafilocócicas resistentes. Aquí está qué hacer si usted piensa que alguna de estas cepas afecta a uno de sus pacientes.


1. Lhasa apso atópico con pioderma superficial diseminante ocasionado por MRSP.

DIAGNÓSTICO
Presentación clínica
Aunque algunas de las fotografías de este artículo muestran lesiones dramáticas, es importante recordar que en gran parte de los casos  las infecciones estafilocóccicas resistentes a meticilina en animales no se diferencian de las infecciones susceptibles a la meticilina (Figura 1). Los signos clínicos de pioderma superficial incluyen pápulas, pústulas, costras, eritema y pérdida de pelo. Los pacientes con pioderma profundo pueden tener nódulos o bullas, costras gruesas o zonas ulceradas.

Debe sospecharse de una infección resistente a meticilina (Figuras 2 y 3) siempre que haya una mala respuesta a los antibióticos empíricos, sobre todo si un paciente tiene antecedentes de tratamiento con varios antibióticos previos o alguna infección resistente a meticilina previa. Deberá hacerse  examen citológico de las lesiones con el fin de documentar la presencia de bacterias y para ayudar en la interpretación de los resultados de los cultivos. Debe haber un envío rápido de la muestra para cultivo bacteriano y pruebas de sensibilidad en vez de un cambio de antibiótico empírico.1


2. Dermatitis por lamido en un perro atópico, complicada por infección profunda con MRSP.


3. Labrador retriever atópico con blefaritis resistente a meticilina.

Cultivo
Las infecciones resistentes a meticilina se diagnostican mediante cultivo bacteriano y pruebas de susceptibilidad antimicrobiana, de las muestras  enviadas a un laboratorio veterinario de referencia.

Dependiendo de la presentación clínica de la infección, las muestras de cultivo pueden obtenerse de exudado ótico o alguna pústula intacta con hisopo para cultivo, también al tallar el hisopo para cultivo humedecido con solución salina estéril bajo las costras o bordes costrosos de collaretes epidérmicos, o al obtener una biopsia con sacabocado de alguna lesión para cultivo de tejido macerado (recomendado en especial para pioderma profundo).

Aquí hay unos cuantos consejos para tener en cuenta una vez que usted reciba el resultado de su laboratorio.

  • En caso de identificar una infección resistente a meticilina y, si el laboratorio no hace pruebas de sensibilidad de manera automática para cloranfenicol, amikacina y doxicilina, llame al laboratorio para asegurarse que se agreguen estos antibióticos al panel de sensibilidad.
  • Si se identifican especies de Staphylococcus  coagulasa positiva, pero no se especifica, comuníquese con el laboratorio para cerciorarse de que esta prueba fundamental se haga.
  • En caso de que se cultiven especies de Staphylococcus  coagulasa negativo como el único microorganismo de una infección resistente esperada, pero no se especifica o se realiza prueba de sensibilidad a antibióticos, póngase en contacto con el laboratorio y solicite que la bacteria se especifique por completo y que se practique un panel de sensibilidad a antibióticos.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx