Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 7, Número 4 / DESTREZAS DE LABORATORIO Cómo realizar un estudio radiográfico gastrointestinal con contraste positivo

DESTREZAS DE LABORATORIO Cómo realizar un estudio radiográfico gastrointestinal con contraste positivo

 ARTÍCULO ARBITRADO

 

 
¿Alguna ocasión ha tenido dudas en un estudio radiográfico simple de un paciente con vómito, y esto le cause un dolor de cabeza? Agregue un poco de contraste y tal vez usted encuentre su diagnóstico.
 
Tasha Axam, DVM, DACVR
 
Los estudios radiográficos gastrointestinales de contraste positivo se practican para ayudar en el diagnóstico de enfermedad sospechada, luego de un examen radiográfico simple preliminar sin valor o cuestionable. Los estudios radiográficos de contraste pueden ser difíciles de interpretar, así que para aumentar la probabilidad de un diagnóstico preciso, es importante practicar el procedimiento correctamente, con un paciente preparado de manera apropiada y la posición, técnica radiográfica y vistas radiográficas correctas. Un estudio gastrointestinal de contraste positivo deberá practicarse en pacientes en quienes las radiografías, imágenes adicionales y la valoración clínica no aporten un diagnóstico suficiente.
 
 
¿Por qué hacer una radiografía de contraste?
Practicar un estudio radiográfico gastrointestinal de contraste positivo es un procedimiento diagnóstico importante, sobre todo cuando las imágenes avanzadas como el ultrasonido no se encuentran disponibles o existen limitaciones económicas. Cuando se realiza de manera correcta, un estudio radiográfico gastrointestinal de contraste positivo puede proporcionar información diagnóstica de apoyo que puede utilizarse para que un cliente tome una decisión acerca de proceder o no con un manejo invasivo o costoso. Estos estudios son mínimamente invasivos y tienen mínimos riesgos cuando se practican de manera correcta. Pero asegúrese de explicarles a los clientes los beneficios y las limitaciones de un estudio radiográfico gastrointestinal de contraste positivo.
 
Tenga en cuenta que los resultados pueden ser difíciles de interpretar. Para aumentar la probabilidad de un diagnóstico correcto usted debe practicar un estudio radiográfico completo. Si el estudio es incompleto, pueden crearse múltiples artefactos reduciendo la probabilidad de un diagnóstico preciso al incrementar la probabilidad de resultados falsos negativos o falsos positivos.
 
Muchos estudios radiográficos gastrointestinales de contraste han sido reemplazados por la ultrasonografía y la endoscopia, cuando estas herramientas se encuentran disponibles. Mientras que la ultrasonografía es útil en muchos estudios gastrointestinales, depende mucho del usuario y puede resultar desafiante para individuos que no se encuentran entrenados del todo, haciendo que el estudio radiográfico gastrointestinal de contraste positivo sea más práctico en muchas situaciones.
 
INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES
Un estudio radiográfico gastrointestinal de contraste positivo se utiliza de manera común para evaluar el tiempo de tránsito gastrointestinal, la motilidad gastrointestinal, la mucosa, el contenido gastrointestinal, las constricciones gastrointestinales y la obstrucción gastrointestinal, incluyendo cuerpos extraños y masas.
 
Las indicaciones específicas incluyen:
1. Vómito agudo y continuo, o crónico (incluyendo hematemesis), sin hallazgos relacionados en las radiografías simples.
2. Obstrucción gastrointestinal sospechada o antecedentes de ingestión de cuerpos extraños.
3. Masa abdominal palpable, sin algún patrón gastrointestinal obstructivo en las placas simples.
4. El desplazamiento anormal e inexplicable de un órgano.
5. Una apariencia anormal del estómago o intestino delgado en las radiografías simples.
6. Pérdida de peso con diarrea relacionada.
7. Melena.
8. Dolor abdominal agudo con anormalidades cuestionables observadas en las radiografías simples.
 
Las contraindicaciones incluyen:
1. Vómito intratable debido a que ocasiona un aumento en el riesgo de brocoaspiración.
2. Sospecha de perforación, con o sin evidencia de gas peritoneal libre o pérdida del detalle de la serosa (utilice medio de contraste yodado no iónico cuando se sospeche de lo anterior).
3. Una necesidad de evidente cirugía en las radiografías simples.
4. Un paciente molesto y no manejable, haciendo que la administración del agente de contraste sea imposible, sin una sedación o anestesia intensas.
 
Paso 1
Prepare inicialmente al paciente
Para un estudio radiográfico gastrointestinal de contraste positivo electivo, los pacientes deberán encontrarse en ayuno por 12 a 24 horas y se les deberá suspender la ingestión de agua por lo menos dos horas antes del estudio de contraste. El paciente preparado de manera ideal presenta un estómago por completo vacío, así que puede evaluarse el tiempo de tránsito. Algunas situaciones de urgencia o signos clínicos sensibles al tiempo no permiten la preparación del paciente.
 
Paso 2
Tome imágenes radiográficas simples
Obtenga radiografías simples para hacer un diagnóstico tentativo y precise si es necesario un estudio de contraste, determine si el paciente se encuentra preparado de manera adecuada y hacer las correcciones necesarias en la técnica radiográfica, con el fin de optimizar un diagnóstico.
 
Coloque de manera apropiada al paciente para un estudio gastrointestinal superior. Obtenga radiografías simples del abdomen con por lo menos dos vistas ortogonales, que incluyan al abdomen completo desde el diafragma hasta las cabezas femorales (Figuras 1A y 1B).
 
 

 
Si existe contenido gástrico y no es una urgencia, retarde el estudio. Tal vez sea necesario un enema con agua tibia si existe contenido fecal dentro del colon, interfiriendo la visualización del estómago; el paciente deberá volverse a evaluar por lo menos una hora después si el tiempo lo permite. En caso de sospechar una anormalidad pilórica obtenga una imagen lateral izquierda para la evaluación.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx