Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Número reciente / Hablemos del dolor
Volumen 13, número 5
Febrero 2020 - Marzo 2020
Volumen 13, Número 5

Hablemos del dolor



En general, los dueños de mascotas piensan que si su veterinario descubre dolor en sus mascotas, es un problema sencillo con una solución directa. A veces piensan en dolor crónico como una infección, y quieren que los veterinarios lo traten así: identifique el problema, trate ese problema, y observe cómo el problema desaparece para siempre. Corregir conceptos erróneos sobre el dolor de las mascotas es fundamental.

Robin Downing, DVM, DAAPM, DACVSMR, CVPP, CCRP, CVA, MS

Una vez que los clientes entienden el dolor de sus mascotas, la educación continúa a través de preguntas comunes. Pero ¿cómo lo hacemos?, ¿por dónde empezamos?

Primeros pasos: educación, educación, educación
Nuestros clientes no pueden saber lo que desconocen. El principio fundamental de la bioética clínica – respecto a la autonomía de los clientes- nos obliga a informar y a educar a los clientes para que comprendan, en el mejor de sus entendimientos, lo que está sucediendo en el cuerpo de su mascota. Necesitamos iluminar el dolor, identificar donde está presente en el cuerpo, diagnosticar la causa siempre que sea posible y darles una apreciación de la intensidad de tal dolor. El primer paso es una cuidadosa palpación del dolor enfrente de los clientes.

Antes de comenzar la palpación para el dolor, demuestre la presión por utilizarse al palpar el antebrazo del propietario (por supuesto, que con su permiso). Esto le demostrará al cliente lo que es sentir la presión firme y les ayuda a percibir que la palpación, aunque no es dolorosa por sí misma, puede revelar dolor que está presente. Ver (y sentir) es creer. Esto les permite que las reacciones de las mascotas tengan un significado más profundo.

Antes de llevar a cabo el tratamiento, también se pueden necesitar radiografías u otras imágenes.

A continuación: saque al dolor de las conversaciones
Una vez que los clientes comprenden el dolor de sus mascotas, la educación continúa por medio de preguntas comunes. Aquí están algunas respuestas muestra a preguntas como estas, que pueden proporcionarle un lenguaje valioso que facilite la comprensión de los propietarios acerca de los problemas del dolor de sus mascotas.

"¡Me siento terrible!, no tenía idea de que Max tuviera tanto dolor. Yo pensé que estaba envejeciendo y volviéndose lento. ¿Cómo no me di cuenta?"

Yo sé que puede ser preocupante darse cuenta de que un miembro de la familia está lastimado. No sea tan duro consigo mismo. Es importante comprender que los animales hacen lo mejor al esconder cualquier debilidad cuando no se sienten en su mejor forma. Ellos son maestros en ocultar el dolor y hacen su mejor esfuerzo para seguir adelante con todas las cosas que solían hacer.

Cuando hago mi examen físico, les pregunto a mis pacientes de manera muy específica, ¿Le duele cuando toco aquí? Y observo la reacción. Mi examen es muy distinto a partir de las maneras en que usted toca e interactúa con Max. “Max siempre desea que usted piense que todo está bien".

"Así que ¿ahora qué? Cómo podemos ayudar para que Max se sienta mejor y regrese a la normalidad"

Las buenas noticias son que tenemos varias herramientas para ayudarle a Max, pero es importante comprender que no hay una “varita mágica” para el dolor crónico. Incluiremos muchas de estas herramientas en nuestro enfoque. Ello podría significar nutrición, suplementos, medicamentos y opciones de medicina física, como la quiropráctica, que juntos funcionan mejor que cualquier opción de trabajo sencilla por sí misma. Y hablaremos acerca de modificar el ambiente hogareño de Max, así como su estilo de vida para ayudarle a que se encuentre más cómodo y activo.

“Trabajaremos juntos para ajustar tratamientos específicos para satisfacer las necesidades de Max. Romper el ciclo del dolor con rapidez es nuestra prioridad número uno, así que utilizaremos medicamentos dirigidos al dolor e inflamación, así como medicamentos que funcionen en el propio sistema nervioso. Algunos o todos los medicamentos que elegimos pueden usarse a largo plazo”.

“También nos centraremos en la nutrición y suplementos probados científicamente que apoyan la salud de las articulaciones, reducen el dolor e inflamación y nos permiten reducir la dosis de medicamentos a la dosis efectiva más baja posible”.

“Finalmente, platicaremos acerca de las opciones de la medicina física – por ejemplo, acupuntura, quiropráctica y fisioterapia – que pudieran beneficiar a Max”.

"Eso suena como mucho. ¿Por cuánto tiempo tendrá Max que tomar todo este medicamento o usar alimentos especiales?"

 
Desafortunadamente, el dolor crónico es un obsequio a largo plazo, así que necesitaremos hacer algo para el manejo del dolor de Max por el resto de su vida. Es importante tomar la perspectiva a la larga. Usted y nuestro personal ahora somos socios en la atención de Max, trabajando juntos para ayudarle, conforme su cuerpo continúa envejeciendo y cambiando”.

"No estoy seguro que pueda hacer todo esto por Max. Para ser honesto, me siento un poco abrumado".

“No entre en pánico. Parte de mi trabajo como veterinario de Max es volverme socio con usted, establecer prioridades entre los aspectos médicos de Max y ayudarle a usted a comprender que lo que necesitamos es centrarnos en primero, segundo, tercero y más allá. También estoy aquí para identificar lo que usted puede hacer en casa para ayudar a Max a mantenerse cómodo y activo. Yo pienso que usted estará sorprendido de qué tan sencillas pueden ser algunas cosas.     

El Dr. Robin Downing tiene una maestría en bioética clínica, un diplomado de la Academy of Integrative Pain Management, un diplomado del American College of Veterinary Sports Medicine and Rehabilitation, es Fear Free Certified Professional, clínico veterinario certificado en dolor, clínico certificado en rehabilitación canina, y director en The Downing Center for Animal Pain Management de Windsor, Colorado.

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx