Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 13, Número 3 / 3 razones para pensar en tener un consultorio

3 razones para pensar en tener un consultorio

Una vía para generar riqueza. El deseo de aprender a ser un mejor delegador y líder. La vocación de crear un espacio sano con el fin de que los veterinarios florezcan. Todo esto es posible, como propietario de un hospital veterinario.



Julie Reck, DVM

Si usted a hojeado una publicación veterinaria durante la última década hay muchas posibilidades de que haya visto encabezados como estos: “Consultorio veterinario corporativo busca propietarios independientes”. “El bienestar mental de los profesionales veterinarios cae, mientras que la depresión y las tasas de suicidio aumentan”. “Ser propietario de un consultorio veterinario se reduce ¿hay que culpar al cambio de género?”

Estas tendencias son importantes, pero tal vez es momento de buscar oportunidades para cambiar nuestras perspectivas y corregir el curso con el fin de invertirlas.

Un descubrimiento modelador de carreras
Cuando se me preguntó acerca del viaje que me condujo para abrir mi consultorio hace seis años, comienzo de manera típica admitiendo que descubrí “de manera inadvertida” las oportunidades financieras proporcionadas al ser propietario de un consultorio.

En 2010, yo manejaba un servicio veterinario de hospedaje de mascotas, que crecía con rapidez. Considere agregar veterinarios a este servicio móvil, pero mi hogar ya no podía albergar los suministros médicos o a mis empleados. Comencé a buscar consultorios pequeños en venta a través de anuncios locales en las Carolinas, con el pensamiento de que podría haber opciones disponibles para actuar como núcleo comercial para mi servicio de hospicio de mascotas.

Conforme investigué el proceso de valoración de un consultorio, descubrí “de manera inadvertida” que al tener un consultorio usted puede reunir el salario de un veterinario practicante, el salario de un propietario de negocios y poseer productos adecuados para venderse, en algunos casos, por la cantidad que el consultorio genera al año en ingresos brutos. Por ejemplo, si un consultorio redituable de dos médicos está generando $1.5 millones de dólares por año en ingresos, podría valer eso o aún más cuando se ponen a la venta.

Recuerdo de manera muy vívida, que llegué a esta conclusión mientras estaba sentada sola en la sala y, tan pronto como mi esposo regresó de su trabajo, comencé a explicarle mi descubrimiento. Estaba un poco excitada por lo que había descubierto de manera inadvertida y era una gran oportunidad disponible de riqueza para cualquier profesional veterinario deseoso de hacer el cambio hacia poseer un consultorio. Me encontré a mí misma preguntándome “¿dónde estuvo esta información en la facultad y por qué los propietarios de consultorios y publicaciones veterinarias no resaltan esta fantástica oportunidad?”

Más flexibilidad, no menos
Hacerme estas preguntas me condujo a una comprensión más profunda de que tan a disgusto estamos como profesión al platicar sobre el desarrollo de riqueza y bienestar personales. Muchos de nosotros también hemos observado a generaciones previas de propietarios de consultorios que trabajaban incansablemente como veterinarios de tiempo completo y como propietarios de negocios, forzados a perder tanto tiempo de sus familias y de su vida personal.

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx