Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Número reciente / Cuando el cerebro tose

Cuando el cerebro tose



“¿Se han acabado los días de ‘dele dos tabletas de fenobarbital y hábleme por la mañana’?’” le preguntó Fred Wininger, VMD, MS, DACVIM, a la audiencia en una de sus populares sesiones de neurología en Fetch dvm360 conference. La respuesta: no del todo aún. ¿Qué tratamientos, protocolos, presentaciones, alimentos o medicamentos nuevos o actualizados se encuentran ahora disponibles, o en el horizonte, para el tratamiento de las convulsiones – esas toses del cerebro – en sus pacientes?

Jeniffer Gaumnitz
 
En cuanto al manejo de las convulsiones, los veterinarios todavía confían en el fenobarbital y en el bromuro de potasio en la mayoría de los regímenes de mantenimiento para estos perros. Pero, manejar los trastornos de convulsiones es un desafío, sobre todo cuando un perro no responde al tratamiento estándar con fenobarbital o bromuro. De acuerdo con el Dr. Wininger, los casos refractarios constituyen hasta 25 a 30% de todas las epilepsias.

¿Así que, qué les pueden ofrecer los veterinarios a estos pacientes? Mejores diagnósticos y, de manera más importante, anticonvulsivos eficaces y más seguros, así como regímenes de medicamentos más fáciles de seguir.

Un diagnóstico de epilepsia idiopática
De acuerdo con el Dr. Wininger, los trastornos de convulsiones son comunes en perros, afectando a un estimado de 1% de la población de perros de compañía. Por lo general, las convulsiones se clasifican como estructurales, metabólicas o idiopáticas/heredables. Por mucho, la epilepsia idiopática es la causa más frecuente.

La edad de inicio de las convulsiones es una pieza importante de información en la historia clínica del paciente. La epilepsia idiopática se observa por lo común en perros de entre uno y seis años. “Si usted tiene un perro con convulsiones que tenga una edad entre uno a seis, 80% de las veces será epilepsia idiopática” dice el Dr. Wininger. “Si el perro es más joven de un año y mayor de seis, existe una probabilidad de 20% de que se trate de epilepsia idiopática”.

A diferencia de lo que usted haya aprendido en la facultad de veterinaria, el Dr. Wininger menciona que ahora se sabe que los perros con epilepsia idiopática pueden tener convulsiones violentas y frecuentes. También sus convulsiones no tienen que ser generalizadas – pueden ser focales y asimétricas.

El Dr. Wininger menciona que, cuando platica con sus clientes, “yo les describo las convulsiones como la tos del cerebro. Tan sólo son un signo clínico; no son una enfermedad. Nosotros deseamos llegar a la causa subyacente”. Si se trata de un perro que tiene entre uno y seis años, es probablemente epilepsia idiopática y no hay necesidad de conocer las causas. Sin embargo, dice, “si el perro es atípico, deseamos reconocer la causa de esa ‘tos’ – esa convulsión”.

Los objetivos del tratamiento
Con estos casos, es importante manejar las expectativas de los propietarios de las mascotas. El Dr. Wininger dice que cuando platica con los clientes acerca de elegir un anticonvulsivo, él les dice que el objetivo de estos medicamentos no es el de detener por completo las convulsiones, sino más bien suprimir la frecuencia e intensidad de las convulsiones, así como minimizar los efectos postictales. Gran parte de los perros epilépticos nunca tendrá un estado libre de convulsiones. En cambio, el éxito deberá considerarse como una reducción en la frecuencia e intensidad en las convulsiones. El Dr. Wininger dice que, por supuesto, otros objetivos son limitar los efectos colaterales serios e inaceptables, minimizar la carga financiera del cliente y potenciar el cumplimiento del cliente con las recomendaciones del tratamiento.

El cliente necesita comprender que, con los anticonvulsivos, lo ideal es mantener al medicamento en el mejor rango terapéutico, evitando los rangos subterapéuticos y tóxicos. “Ellos necesitan saber que la manera para permanecer en el intervalo consiste en darle al perro el fármaco a una dosis y frecuencia que le permita a la mascota conservar al medicamento en su torrente sanguíneo de una manera constante, de manera que no esté en los extremos bajos o altos de ese intervalo” dice El Dr. Wininger.

¿Cuándo empieza el Dr. Wininger el tratamiento luego de la primera convulsión del perro?  “Por lo general, espero hasta la segunda o tercera convulsión para iniciar el tratamiento” menciona.  “Si las convulsiones tienen un intervalo mayor a seis meses, por lo común también espero. El objetivo al tratar la epilepsia idiopática es el de no más de una convulsión cada tres meses.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx