Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Número reciente / Hey, soy yo, ¡tu perro!

Hey, soy yo, ¡tu perro!

DE SU VETERINARIO



A veces desearíamos que los animales nos pudieran decir qué es lo que está mal. Sabemos que usted se siente de la misma manera. Aquí hay unos cuantos consejos acerca de nuestros amigos peludos.

Sarah Wooten, DVM

¡Hola humano! Tú sabes que eres el centro de mi universo, ¿no es así? Te amo demasiado y estoy muy agradecido por nuestra vida en conjunto. Espérame, el cartero está aquí. Tengo que ir a ladrar. 

Ok, ya regresé. De todos modos, gracias por todo lo que haces por mí. Yo sé que tú me amas también y te he visto intentando entender que es lo que pasa dentro de mi cabeza. No tengo la capacidad de platicar en un lenguaje curioso, pero si lo hiciera aquí están algunas de las cosas que yo te diría.

Mi boca está irritada.
 Y a ti no te gusta el olor -haces caras curiosas cuando te bostezo. También tengo este diente roto, por lo cual no puedo masticar más. He aprendido a vivir con él, pero a veces me pone triste y cansado. En verdad quisiera hacer todo contigo (recuerda, tu eres el sol alrededor del cual giro) pero a veces yo preferiría dormir debido a que cuando duermo no siento el dolor. ¿Sabes qué es lo que está mal? 

Estoy aburrido. 
A veces cuando estás fuera todo el día me voy a dormir y sueño que persigo ardillas. Y tú también estas ahí. Mi cama en realidad es confortable y estoy agradecido, pero, a veces, desearía tener algo que hacer durante todas estas horas de soledad. Me gusta imaginarme cosas y jugar y utilizarlas en mi cabeza, ¿recuerdas cuando me diste aquel juguete? Me llevó mucho tiempo saber de qué era, ¡fue muy divertido! A veces cuando me aburro mastico las cosas que no debería o me voy a la basura. Lo siento. ¿Podrías ayudarme?

Tengo miedo. Me encanta pasear en el carro contigo, sobre todo cuando pego mi nariz a la ventana y me llegan todos esos olores. Me pongo un poco nervioso, porque a veces cuando me subo al carro me llevas a ese lugar que da miedo, donde todos los demás animales tienen miedo y hay gente extraña que me toca y me hace cosas que a veces me duelen. Algunas de esas cosas son en verdad dolorosas o enfermizas, y también me atemorizan. No comprendo. ¿Podrías hacerlo menos traumatizante?

Me encantan las caminatas. En serio que sí. Contigo a mi lado, es la cosa que más me gusta hacer. Me disculpo por quedarme atrás en la caminata y detenerte. No quisiera hacerlo, es tan solo que mis piernas me duelen. Sé que estoy cada vez más lento y en verdad que quisiera mantener el paso, pero me duele mucho. Me diste un tratamiento hace un par de días, que me hizo sentir bien y no sé qué sucedió, pero luego de que me lo diste, ¡me sentí mejor! Podía correr y jugar y ser yo mismo de nuevo. Gracias. Podrías darme más y luego dar una vuelta por ahí.

Entrar en mi cerebro es difícil, pero yo sé que puedes ayudarme. Eres el humano más grande y tú puedes hacerlo todo. OK, las ardillas están jugando así que voy a ladrarles un poco más. ¡Adiós!

 

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx