Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 9, Número 3 / Los efectos tóxicos del disulfotón en mascotas

Los efectos tóxicos del disulfotón en mascotas

CASO DE TOXICOLOGÍA

Helen Myers, DVM

Cassidy, una hembra esterilizada Golden retriever, de cuatro años de edad jugaba en el jardín, mientras que su propietaria lo arreglaba. Luego de casi una hora de arreglar el jardín, la propietaria observó que Cassidy temblaba muy intensamente y que apenas podía caminar. Cassidy tenía hilos de saliva proveniente de su boca y empezó a tener diarrea acuosa. En el automóvil, camino a la clínica veterinaria, Cassidy vomitó algo. Para el momento en que llegaron a la clínica, Cassidy  estaba débil y no podía levantarse.

Un vistazo a las toxinas potenciales
A la mente vinieron cuatro agentes de exteriores, como posibles formas de toxicosis:

  • Pesticidas del tipo organofosforados.
  • Metaldehído, para acabar con las babosas de jardín.
  • Micotoxinas que ocasionan temblores a partir de alimento mohoso.
  • Hongos de patio: especies de Amanita, hongos con psilocibina.

La propietaria recordó haber tratado sus rosas, hace casi un mes antes, con un fertilizante que establecía que podría también controlar a los áfidos. La propietaria también recordó haber esparcido algunos gránulos para las babosas unas cuantas semanas antes. Llamó a su casa y encontró que el fertilizante contenía disulfotón a 1% y que la carnada para babosas y caracoles que había utilizado también contenía metaldehído a 2%. La propietaria no había visto que Cassidy ingiriera algo, ya que estaba entretenida con las rosas.

Pasos diagnósticos iniciales
Al examen físico, Cassidy se encontraba en bradicardia (frecuencia cardiaca = 53 latidos/minuto), babeando profusamente y taquipnéica (frecuencia respiratoria = 60 respiraciones/minuto) con disnea moderada y sonidos pulmonares húmedos. Todavía temblaba y no era capaz de levantarse. Su temperatura era de 40.8 C. Así mismo, había vomitado varias veces y tenía diarrea sanguinolenta luego de que se tomó su temperatura.

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx