Ingreso a suscriptores
Correo electrónico
Contraseña
Olvidé mi contraseña Entrar
ContÁctenosUsted está en Inicio / Números anteriores / Volumen 9, Número 1 / Por qué tres son mejores que dos Panorama de los estudios radiográficos con tres vistas en comparación con dos vistas

Por qué tres son mejores que dos Panorama de los estudios radiográficos con tres vistas en comparación con dos vistas

RADIOGRAFÍA TORÁCICA artículo arbitrado

Si sólo está obteniendo una vista lateral torácica durante su examen radiográfico, pudiera estar omitiendo hallazgos importantes — y, por lo tanto, no estar ayudando a los pacientes al máximo de su capacidad.

Cynthia D. Strelec, DVM y William R. Lee, DVM, DACVR

Al examen radiográfico de la cavidad torácica se le ha considerado de manera típica como que consiste en dos vistas ortogonales, por lo general ventrodorsal (VD) o dorsoventral (DV) laterales izquierda o derecha. La otra vista lateral puede haberse omitido por la capacidad económica el propietario, falta de tiempo, falta de cooperación o inestabilidad de la salud del paciente o preocupación por la exposición a la radiación.

A pesar de todo, estudios han demostrado que se han pasado por alto hallazgos importantes dentro de la cavidad torácica del paciente cuando solamente se evaluaron dos vistas.1, 2 Debido a esta probabilidad de perder hallazgos, nosotros les recomendamos a los clínicos que consideren estudios radiográficos torácicos de tres vistas (vistas recumbentes laterales izquierda y derecha, y una vista ventrodorsal o dorsoventral) como el estándar de atención rutinario.

POSICIÓN DEL PACIENTE
Para maximizar el valor diagnóstico de las radiografías es fundamental la posición correcta del paciente. Un elemento primordial para asegurar la posición adecuada es retirar todo material extraño, incluyendo collares, correas, vendajes y cualquier mancha de sangre, agua o suciedad de la piel o pelaje del paciente. Dependiendo del estado de salud y del nivel de cooperación del paciente pueden utilizarse restricciones físicas o químicas, con el fin de obtener las radiografías. Para sujetar y posicionar al paciente pueden utilizarse bolsas de arena o cintas, con objeto de minimizar la exposición humana a la radiación.3

Posición lateral
Para las radiografías torácicas laterales (Figura 1A), jale las extremidades anteriores de manera craneal tanto como sea posible, de modo que no se sobrepongan al tórax craneal o margen craneal del corazón, lo cual ocultaría anormalidades subyacentes. La radiografía debe extenderse desde el hombro hasta la parte dorsal del diafragma, de modo que el campo de la vista se extienda desde la salida torácica hasta el campo pulmonar caudal. Las cabezas de las costillas deben estar sobrepuestas.

Tome la radiografía durante la inspiración máxima para lograr el contraste máximo entre los pulmones llenos de aire y una probable opacidad de enfermedad de tejidos blandos, tales como neumonía, neoplasia primaria o enfermedad metastásica. Usted puede identificar la inspiración máxima al notar que la región caudal de los lóbulos pulmonares posteriores se extienden caudales a T12, el margen craneal del lóbulo pulmonar anterior izquierdo se extiende al nivel de la primera costilla, mayor ventilación del lóbulo pulmonar accesorio y la silueta cardiaca está separada del diafragma.3-5

Posición ventrodorsal o dorsoventral
Para las radiografías ventrodorsales o dorsoventrales (Figura 1B), jale las extremidades posteriores hacia adelante como está indicado para la radiografía lateral. Cuando se sospecha de una lesión en los lóbulos pulmonares anteriores en las vistas ventrodorsal o dorsoventral, las extremidades posteriores pueden jalarse de modo posterior para rotar la escápula lejos del tórax craneal, con objeto de mejorar la visualización de estos lóbulos. El esternón deberá sobreponerse a la columna vertebral a todo lo largo del tórax.
El campo de la vista deberá extenderse desde el nivel de la articulación del hombro hasta la última costilla para incluir la salida torácica y permitir la evaluación total de los pulmones durante la inspiración máxima.

Los hallazgos radiográficos indicativos de inspiración máxima comprenden región posterolateral de los lóbulos pulmonares posteriores, extendiéndose posteriormente hasta T10, encontrándose el diafragma posterior a mitad del cuerpo vertebral de T8 y mayor anchura y longitud de la cavidad torácica.3-5

Si desea leer todo el artículo puede suscribirse ahora
o comprar la versión descargable en PDF

Busca un artículo

En este número
En todos los números

Buscar
Inicio | Mapa del sitio | Contacto
Veterinary Medicine en Español es una publicación editada y distribuida por
Revistas para la Industria S.A. de C.V. en México, Centroamérica y Sudamérica.

Veterinary Medicine es una publicación de Advanstar* VETERINAY HEALTHCARE
COMMUNICATIONS

Toda la publicidad, información y conceptos que se publican en Veterinary Medicine son responsabilidad absoluta de cada uno de los autores y firmas comerciales.

Copyright. Todos los derechos reservados | Ver políticas de uso | AVISO DE PRIVACIDAD
Atención a clientes:
Insurgentes Sur 605, Desp. 404-D. Col. Nápoles,
México D.F., C.P. 03810
Tel. 52 (55) 5659-8880, 52 (55) 5536-2100.
info@vetmedicineespanol.com.mx